fbpx

Fibromialgia y Pilates

Nov 6, 2018 | Pilates

La fibromialgia es una de las enfermedades reumatológicas más frecuentes, cuya característica principal es el dolor musculoesquelético difuso y crónico, de larga duración, que causa dolores musculares y fatiga (cansancio). Las personas con fibromialgia tienen dolor y sensibilidad en todo el cuerpo. A cualquiera le puede afectar este trastorno, aunque ocurre con mayor frecuencia en las mujeres entre los 30 y 50 años de edad.

Los síntomas más frecuentes que suelen presentar son: sensación de fatiga, sueño no reparador, rigidez muscular matinal, parestesias y cambios de humor, afectando principalmente la calidad de vida de estas personas.

El tratamiento tiene como objetivo principal el control del dolor y la mejora de la calidad de vida. Los pacientes con fibromialgia deberían de realizar ejercicios musculoesqueléticos al menos dos veces por semana, ahí es donde entra el Pilates como una practica recomendada.

Y, para El Cercle Pilates & Salut, lo más importante es el énfasis en el ejercicio físico, como es el Método Pilates.

Los objetivos generales del Método Pilates para pacientes con Fibromialgia es el alivio de los dolores, mejora en la calidad del sueño, mantenimiento o restablecimiento del equilibrio emocional, mejora del condicionamiento físico y de la fatiga, mejorar la flexibilidad corporal, fortalecimiento , mejora de la postura, coordinación de la respiración asociada al movimiento, equilibrio dinámico y mejora de las habilidades funcionales.

Algunos estudios muestran que trabajar la respiración, durante el movimiento del cuerpo, puede aumentar la relajación de los músculos y así evitar tensiones indebidas.

El Método proporciona un bajo impacto y se concentra no sólo en la fuerza y estabilidad del centro de fuerza, sino en el uso de respiración y trabajo respiratorio.

Algunos estudios muestran que trabajar la respiración, durante el movimiento del cuerpo, puede aumentar la relajación de los músculos y así evitar tensiones indebidas.

Desde el punto de vista musculoesquelético, también permite la mejora de la movilidad articular. El estiramiento y el fortalecimiento son los componentes clave de este ejercicio, que lo convierte en la actividad física perfecta para disminuir sus síntomas de fibromialgia.

El Método Pilates puede ser una alternativa terapéutica segura para pacientes con Fibromialgia. Los ejercicios pueden favorecer la mejora de la calidad del sueño, alivio de los dolores musculares, mejora de la postura, reducción de la fatiga muscular así como aumentar la capacidad funcional para realizar sus actividades de vida diaria de la mejor forma posible.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para aclarar todas las dudas que tengas sobre tu caso en concreto.