fbpx

El embarazo y el Pilates

Nov 23, 2018 | Pilates

Siempre que el embarazo transcurra con normalidad, es importante realizar algún tipo de actividad física, y el Pilates es una de las más recomendadas. A no ser que el médico diga lo contrario, estar embarazada no significa estar enfermas o quedarse en casa sin moverse.

Durante los meses de gestación realizar ejercicio tiene mucha importancia por diversos motivos: ayuda a evitar un aumento de peso excesivo; mejora el funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea; ayuda a reducir el estrés y puede facilitar, en general, todo el proceso del embarazo.

El Pilates es una actividad física cuyos beneficios continúan una vez terminada la sesión, ya que no disminuyen, y durante el embarazo, nos ayuda a movernos más y mejor realizando menos esfuerzo; nos permite desplazarnos con mayor seguridad física por el espacio; nos hace tomar mayor conciencia de nuestro cuerpo, de cómo es su funcionamiento y de cómo responde ante el movimiento.

el embarazo y el pilates

¿En qué momento del embarazo puedo empezar a practicar Pilates?

La última respuesta la tiene siempre el ginecólogo, que es la persona que podrá indicar cuándo se puede empezar a practicar deporte, y cuál resulta más adecuado para cada embarazo, eliminando cualquier riesgo posible.

Lo ideal es que durante el primer trimestre de embarazo, que es el que presenta más riesgos para el futuro bebé, se realice una actividad física moderada, como caminar a un buen ritmo, es una excelente opción para estos meses.

El segundo trimestre, es el momento adecuado para empezar las sesiones de Pilates, en un Centro especializado, para mejorar la postura, la alineación corporal y prevenir dolores, ya que son numerosos y pueden ayudarte en distintos momentos del embarazo, como el dolor de espalda o lumbar, ya que es uno de los más comunes en las embarazas. Está provocado por el cambio del punto de gravedad del cuerpo, al crecer la barriga, se tiende a inclinar hacia atrás para equilibrarse, y se pierde la alineación correcta del cuerpo. Si la musculatura abdominal y lumbar no se encuentra en forma, lo normal es que aparezca dolor, y la practica de Pilates, puede ayudar a evitar o reducir ese dolor.

Por otro lado, el trabajo de la respiración y del suelo pélvico pueden ser muy útiles en el momento del parto, y en la recuperación posterior. En las sesiones de Pilates, la respiración juega un papel fundamental, y se trabaja tanto la duración de las distintas fases de la respiración, como la redirección del aire hacia distintas zonas de nuestro cuerpo, para realizar distintos tipos de respiraciones: clavicular, diafragmática o intercostal. Éste trabajo, ayudará a controlar la respiración en el momento del parto.

Además, también se trabaja la musculatura del suelo pélvico, que juega un papel muy importante durante la fase expulsiva del parto. Pero, sobre todo, un suelo pélvico fortalecido, será muy útil para una pronta y buena recuperación del parto.

Los movimientos que se realizan en Pilates son perfectos para las embarazadas, porque facilitan el tener una gestación saludable, y ayudan a mantener la movilidad del cuerpo durante nueve meses que dura este, y también será de gran ayuda durante la recuperación, cuando el embarazo concluya.En Pilates El Cercle Plaza Santa Ana, 2 Bajos 08760 Martorell, 626 164 758, contamos con un equipo especializado, que te ayudará durante y después de tu embarazo.